Buscar en este blog

Seguí cada vez mejor informado

Seguí cada vez mejor informado

miércoles, 29 de junio de 2011

111 años de Historias de Aviador – Antoine de Saint-Exupéry




Antoine de Saint-Exupéry (1900 – 1944). Nacido como el tercero de cinco hijos en una noble familia francesa, el novelista y aviador cuenta en sus historias sus experiencias como piloto desde un punto de vista muy particular.

Pese a la temprana muerte de su padre, vivió su infancia feliz en una gran familia. Su madre fue una influencia trascendental en su vida debido a su profunda cultura y su sensibilidad. Con ella mantendría una rica comunicación epistolar durante toda su vida.

Fascinado por los aparatos mecánicos entre ellos autos y aviones, desde temprano en su vida participo de su reparación y disfrute. Voló por primera vez en 1912, y el impacto de esa experiencia lo acompaño durante toda su vida.

Estudio en escuelas católicas en parís como preparación a lo que aspiraba fueran estudios navales, pero no fue aceptado en la academia del mar y se inscribió en la escuela de Bellas Artes.

Aprendió el oficio de piloto durante su servicio militar en la aviación, pero por presiones familiares no se incorporó al ejército del aire (para la época no existía fuerza aérea y los aviones eran parte de una unidad del ejército), por lo que se dedicó a ejercer diversos oficios.

Siempre atento de los medios literarios la publicación la de la novela El Aviador (1926) cambiaría de modo definitivo su vida al ser publicada en Le Navire dargent de J. Prévost, pues Saint-Exupéry escribía entre pausas de su contrato como piloto comercial de línea para Aeropostale volando regularmente entre Toulouse y Rabat, Toulouse y Dakar o Dakar y Casablanca.

Desde ese momento cada escala haría del piloto un escritor alimentándole con experiencias y desarrollando así su producción literaria. En 1928, mientras fungía como jefe de estación aérea en el Sahara, escribió su primera novela, Correo del Sur.

En 1929, al ser nombrado director de la Aeroposta Argentina, filial de la Aéropostale, fue a Buenos Aires ahí se le asigna la misión de organizar la red de distribución por América Latina. Escribio Vuelo nocturno, en 1931. Pero con la bancarrota de la Aéropostale debió buscar a que dedicarse.

Efectuó varios intentos para completar récords, muchos de los cuales resultaron en graves accidentes como el del desierto egipcio (Libia) en 1935, y en Guatemala en 1938. Por consejo de A. Gide, reunio los textos de artículos ya publicados los convirtió en Tierra de hombres (1939).

“Correo del Sur” fue adaptado para el cine en 1937, y Vuelo nocturno en 1939. Realizo viajes a Moscú, a la España en guerra realizando artículos y reportajes para revistas.

La Segunda Guerra Mundial le dio la oportunidad de aventura en combate que se negó en la primera guerra participo en misiones peligrosas con la aviación francesa destaca de ellas Arras en mayo de 1940. Con la caída de Francia marchó a Nueva York contando su experiencia como Piloto de guerra (1942).

Escribió Carta a un rehén (1943) y El principito (1943) que le dio fama mundial.

En 1943, se incorporó a las fuerzas francesas en África del Norte y retomó las misiones desde Cerdeña y Córcega. El 31 de julio de 1944, su avión desapareció en el Mediterráneo.

Su obra inconclusa “La ciudadela”, obra inconclusa fue publicada póstumamente en 1948. Saint-Exupéry mostró siempre que el hombre no es más que lo que hace.



De Moonmentum (www.moonmentum.com)

111 años de Historias de Aviador – Antoine de Saint-ExupérySocialTwist Tell-a-Friend

No hay comentarios:

Publicar un comentario